¡Jugamos el fútbol!

Asistí el partido de fútbol entre Chile y Argentina con los otros estudiantes del programa de GW anoche.  Eso fue una experiencia interesante.  El único otro partido de fútbol a que he ido fue del Revolution de Nueva Inglaterra cuando tenía 8 años.  No recuerdo mucho sobre este partido, pero creo que no fue como lo que vi anoche.

Obviamente Chile perdió (fue como mirando un equipo de niños jugar contra un equipo profesional) pero yo tenía un buen tiempo.  Había unas cosas que fueron distintos a los partidos de deportes profesionales que he asistido en los Estados Unidos.  Primero, no vendieron alcohol y no había muchos opciones por comida en el estadio.  Eso no pasaría en los Estados, parte de la experiencia de ir a un partido allí es tomar y comer la comida más insana del mundo.  Pero no extrañé la variedad de comida y bebidas porque todos los espectadores eran emocionados y enfocados en el partido.  La otra cosa que me llamó la atención fue que había hartos carabineros allí.  No entendí por que habían tanta policía, posiblemente por si acaso los multitudes fueron fuera de control.  En mi opinión era excesivo.

Aunque no entiendo el fútbol completamente, podía comprender la mayoría del partido.  La cosa que más me gustó fue el ambiente en el Estadio.  Era claro que todos los encantan el partido y si bien sabían que Chile iba a perder, no les importaron.  Como todos que van a partidos en todos partes del mundo, fue la experiencia que ellos esperaban, la de ir al partido y ser un parte de algo, compartirla con sus hijos.