Despedida

Querido Santiago:

Te amo. Estos cinco meses han sido los más espectaculares de mi vida. He aprendido hartas cosas y he conocido a gente amable y cariñosa. Te voy a extrañar mucho. Eres mí segunda patria, y siempre tendrás un pedazo de mi corazón. De verdad, no sé como decir lo que siento sobre mi tiempo acá, solo que me ha cambiado en una manera profunda. Tengo más confianza en mi misma y sé que mi viaje no está terminado.

Este no es adios. Es nos vemos, hasta luego, hasta mañana. Volveré. No sé cuando pero lo haré.

Te amo. Te extraño. Gracias por todo que me has dado.